La crisis, si bien no ha podido sacar del armario las fronteras, sí está suponiendo la aparición de subterfugios mediante los cuales los países quieren deshacerse de colectivos inmigrantes que, afirman, están suponiendo un coste a sus arcas estatales. Artículo completo: laregioninternacional.com.